Skip to main content

Cómo empezar a mejorar la calidad de vida laboral en tu empresa

¿Por qué es importante? 

calidad-de-vida-laboral

 

Lectura de 2 min

La matriz de una compañía es la gente que la construye, aunque muchos directores parezcan olvidarlo. Si los colaboradores no se encuentran en las mejores condiciones, la empresa en la que trabajan no va a triunfar. Por eso, la calidad de vida laboral es un concepto que ha ganado adeptos, pues presenta un sistema en el que el colaborador es el centro de la operación de la empresa. La calidad de vida laboral se compone de factores socioeconómicos, de organización, individuales y del lugar de trabajo; las empresas deben de cuidar de cada uno de ellos para mantener satisfechos a sus colaboradores. 

Socioeconómicos 

Es evidente que los colaboradores necesitan poder sustentar un estilo de vida digno, con el dinero que ganan en la compañía. Además de esto, los sistemas de recompensas, las prestaciones de ley y la jubilación son elementos que confieren seguridad a los colaboradores en cuanto a su posición dentro de la empresa. 

 

Organización 

Un ambiente laboral saludable debe de incluir un sistema claro posiciones en la jerarquía y puestos definidos. Además, se debe cuidar que la cultura laboral propicie la colaboración y evite la fricción entre colaboradores. No hay nada mejor que un lugar agradable, con buen espíritu de compañerismo y armonía. 

 

Individuales 

La motivación personal y el compromiso con la empresa se pueden cultivar con dinámicas de capital humano y procesos que planteen objetivos claros. La presencia de valores definidos dentro de la compañía también ayuda a dirigir el comportamiento de los colaboradores hacia un lugar positivo. 

 

Lugar de trabajo/ espacios de oficinas acondicionadas 

El espacio físico donde se realiza el trabajo es igual de importante que el resto de los puntos, aunque muchas veces se pase por alto. Los colaboradores llegan a pasar hasta ocho horas de su día dentro del lugar de trabajo, el cual muchas veces está diseñado para encerrar a la gente como máquinas y no para hacerla sentirse cómoda. Elementos tan básicos como un asiento cómodo y una iluminación adecuada en la oficina, pueden hacer un cambio sustancioso en la manera en que los colaboradores se desenvuelven en el lugar. El acceso a herramientas que faciliten la realización de tareas, como un equipo de cómputo en buenas condiciones, reducen el estrés y mejoran el rendimiento.  

Posibilitar la actividad recreativa dentro de los espacios de trabajo también ayuda a relajar a los colaboradores, además de que fomenta la socialización y, por consiguiente, la colaboración.  

Satisfacer todas las necesidades de los colaboradores en cuanto a su espacio es difícil si no se cuenta con un estudio previo y una estrategia definida -Workplace Strategy-. Por esta razón, la mejor opción para remodelar oficinas es el Sistema 360°, pues atiende de manera integral, todas las etapas para desarrollar un lugar de trabajo.