Skip to main content

La productividad en los nuevos lugares de trabajo

¿Cómo puedo potenciarla? 

productividad-en-el-espacio-de-trabajo

Lectura de 2 min  

Los últimos años han marcado un cambio de paradigma en la manera en que funcionan las oficinas de gran alcance. Esta transformación de los espacios de trabajo, aunque depende de muchos factores, se sostiene principalmente de dos pilares. Por un lado, los avances tecnológicos, implementados cada vez de manera más generalizada; y por otro, la incorporación de nuevas generaciones de colaboradores en el ámbito laboral -los Millennials y pronto la Generación Z-. 

En primer lugar, se ha desintegrado la división entre casa y oficina. Gracias a nuevas tendencias como el Home Officelas generaciones más jóvenes se han alejado de las oficinas tradicionales, en búsqueda de espacios de trabajo donde puedan sentirse cómodos.  

Además, sistemas como la videoconferencia y el trabajo colaborativo en la nube han ayudado a borrar qué es aquello que se tiene que hacer en la oficina y qué se puede hacer desde el hogar. 

Así, las tareas tradicionales correspondientes a la oficina se han ido disipando, lo que ha dado paso a que el espacio de trabajo adopte nuevas labores; que se han vuelto indispensables para mejorar la productividad de las empresas y el crecimiento de las mismas. 

La cultura organizacional y los espacios colaborativos, son puntos clave que el nuevo paradigma de espacios de trabajo ha comenzado a atender, logrando un beneficio sustantivo en la eficiencia y productividad de las empresas que adoptan este esquema. 

Cultura organizacional 

La cultura organizacional es un término que ha ganado relevancia, debido a que los directivos de grandes compañías se han dado cuenta de la importancia que tiene para lograr una operación más efectiva. Es indispensable cuidar la cultura de una empresa pues de ésta depende el compromiso de sus colaboradores. 

Aunque esta cultura puede cultivarse con una correcta gestión de capital humano; los espacios de trabajo son esenciales para fomentarla. La inclusión de espacios recreativos, cafeterías y lugares al aire libre abonan a mejorar la calidad de vida laboral, creando ambientes satisfactorios e incluso alegres para sus colaboradores, lo que a su vez se puede traducir en mayor productividad. 

Espacios colaborativos 

Los espacios de trabajo rígidos, como los cubículos tradicionales, han aislado a los colaboradores en condiciones frías que marchitan la creatividad y el contacto con otras personas. Los espacios del nuevo siglo han mostrado un sistema diferente a través del diseño y la implementación de una estrategia de los espacios -Workplace Strategy-. La incorporación de áreas comunes más grandes, los comedores compartidos y el reemplazo del cubículo tradicional por zonas de trabajo flexibles y mixtas, ayudan a que los colaboradores salgan de su esfera y socialicen con sus compañeros. La socialización es de suma importancia, pues facilita el intercambio de ideas y la creatividad, cualidades fundamentales para la innovación y  solución de problemas. 

Estos dos conceptos son centrales para construir una compañía sólida y más productiva; y deben de ser depositados en todos los sectores de una empresa, comenzando por el mismo diseño de los espacios donde se realiza el trabajo.